Cambio de TDAH en la edad adulta

Muchos adultos que fueron diagnosticados con TDAH en la infancia piensan que sus síntomas pueden haber sido vencidos en la edad adulta. 

¿Qué tiene que decir la investigación sobre los cambios de TDAH en la edad adulta? Los investigadores continúan analizando la idea de que algunos adultos parecen superar el TDAH, o al menos la mayoría de los síntomas externos del TDAH. Sin embargo, alrededor del 80 por ciento de los jóvenes continuarán teniendo TDAH hasta la edad adulta. Esto significa que alrededor del 20 por ciento de los adultos que fueron diagnosticados con TDAH cuando eran niños ya no cumplirán con la definición clínica del trastorno .

El TDAH es una afección con diferencias estructurales en los cerebros de las personas afectadas, en comparación con aquellos que no tienen TDAH. Algunos investigadores están considerando que si los síntomas disminuyen a medida que una persona madura hasta la edad adulta, esas diferencias estructurales tienen un paralelismo en sus cerebros .

 ¿Crecer, pero no dejar atrás el TDAH?

Los profesionales y los padres solían pensar que los niños y adolescentes afectados por el TDAH terminarían por salir del trastorno. Incluso el antiguo nombre de TDAH, ” trastorno hipercinético en la infancia “, daba la impresión de que se trataba de una condición de edad limitada. Pero a mediados de la década de 1990, entendimos que la mayoría de los niños diagnosticados con TDAH continuarán experimentando síntomas de TDAH hasta la edad adulta.

El TDAH tiene tres presentaciones principales, según lo descrito por el Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales, quinta edición (DSM-5).  

  • predominantemente desatento
  • predominantemente hiperactivo
  • de tipo combinado

Estas presentaciones pueden cambiar durante las diferentes etapas de la vida de una persona y las manifestaciones de los síntomas pueden verse afectadas por las circunstancias de la vida. 

Muchos niños que muestran la forma predominantemente hiperactiva pueden convertirse en adultos que ya no muestran hiperactividad. A menudo se pensaba que estos niños habían superado el TDAH simplemente porque actuaban con más calma en la vida diaria, a pesar de que los síntomas de falta de atención, impulsividad y desorganización permanecían.

¿Se puede superar el TDAH, al igual que ciertas formas de epilepsia? ¿O el efecto asociado con el TDAH persiste a largo plazo?

La investigación  nos dice que incluso aquellos adultos que ya no muestran síntomas de TDAH aún mantienen las diferencias cerebrales asociadas con el TDAH. La presentación sintomática ha cambiado, pero el trastorno subyacente permanece.

 

Una mirada más cercana al cerebro con TDAH

Aunque las manifestaciones conductuales pueden cambiar en los adultos que fueron diagnosticados con TDAH cuando eran niños, ¿han cambiado sus estructuras neurológicas?

Los investigadores realizaron escáneres cerebrales en dos grupos de personas: aquellos que fueron diagnosticados con TDAH cuando eran niños o adolescentes y ya no cumplían con el diagnóstico clínico, y un grupo de control de personas que no tenían diagnóstico de TDAH y no mostraban síntomas. Prestaron mucha atención al núcleo caudado, una sección del cerebro que juega un papel en cómo aprendemos, procesamos y almacenamos recuerdos y nos comunicamos.

Los investigadores compararon los escáneres cerebrales entre los dos grupos y descubrieron que, en comparación con el grupo de control, las personas que habían sido diagnosticadas con TDAH habían reducido la materia gris (tejido cerebral) en el núcleo caudado. Sin embargo, lo sorprendente fue que esta diferencia cerebral estaba presente independientemente de si el participante cumplía o no con los criterios de diagnóstico del TDAH. 

En otras palabras, los adultos jóvenes que habían sido diagnosticados previamente con TDAH en la adolescencia pero que ya no demostraban síntomas clínicamente significativos todavía tenían núcleos caudados más pequeños que el promedio que las personas sin antecedentes de TDAH.

Los investigadores pudieron ver que incluso sin síntomas de comportamiento presentes, el cerebro afectado por el TDAH mantiene una diferencia estructural que no cambió a medida que los participantes del estudio crecieron hasta la edad adulta. 

No solo los adultos que cumplen con los criterios de diagnóstico para el TDAH, sino también los adultos que técnicamente están ‘recuperados’ del TDAH pueden tener dificultades con ciertas tareas cognitivas, experimentar una actividad neuronal poco saludable y tener niveles irregulares de materia gris en ciertas regiones del cerebro. El TDAH no desaparece sólo porque los síntomas se vuelven menos obvios: su efecto en el cerebro persiste.

 

TDAH en adultos: una fenomenología diferente

Algunos adultos que tenían niveles más leves de síntomas de TDAH cuando eran niños pueden haber desarrollado habilidades de afrontamiento que aborden sus síntomas lo suficientemente bien como para evitar que el TDAH interfiera con su vida diaria. Otros pueden haber tenido un diagnóstico erróneo de TDAH y la afección subyacente se resuelve o se identifica y trata adecuadamente en la edad adulta. Estos pensamientos pueden explicar por qué parece que alrededor del 20 por ciento de los niños han superado el TDAH.

Sin embargo, para muchas personas, no es que hayan superado el TDAH, sino que la presentación ha cambiado a medida que han cambiado. Los síntomas pueden cambiar para bien o para mal dependiendo de los niveles de estrés y la cantidad de apoyo que una persona recibe de su entorno. Rutinas, familiares, empleados o colegas pueden ayudar a compensar algunas de las deficiencias de la función ejecutiva de la persona en su dia a dia.

Cuando la hiperactividad pasa de externa a interna, es decir una sensación de estar “acelerado” por dentro mientras se muestra calma por fuera, puede parecer a otros que el TDAH ha desaparecido junto con su síntoma más obvio. 

El DSM-5 ha tratado de tener en cuenta ese cambio de sintomatología al describir el TDAH en adultos.

 “[Los cambios en el TDAH en el DSM-5 son importantes y reflejan nuestro mayor conocimiento sobre la naturaleza del TDAH”, escribe Jeffery N. Epstein. PhD, y Richard EA Loren, PhD, en Cambios en la definición de TDAH en DSM-5: sutil pero importante para la neuropsiquiatría. “El cambio en la nomenclatura de ‘subtipos’ en DSM-IV a ‘presentaciones’ en DSM-5 refleja evidencia creciente de que los síntomas a menudo son fluidos dentro de las personas a lo largo de su vida en lugar de rasgos estables. La terminología de ‘presentación’ refleja mejor que el perfil de síntomas representa la sintomatología actual de la persona, que puede cambiar con el tiempo ”.

Para algunos adultos, los síntomas del TDAH también pueden contribuir a la aparición de afecciones concurrentes, como depresión, ansiedad y trastornos por abuso de sustancias . Muchas personas afectadas por el TDAH también verán que los síntomas contribuyen al estrés en sus relaciones románticas, matrimonios y parejas.

Obtenga más información sobre el TDAH en adultos

Muchas personas todavía piensan que el TDAH se puede superar o que los adultos no pueden ser diagnosticados con TDAH. A menudo, los profesionales que no se han mantenido al día con las investigaciones actuales y que están trabajando individualmente con los pacientes seguirán pensando que esto es así. Esta puede ser una situación frustrante para el adulto y aquellos que se preocupan por él.

 

Formulario de contacto

Si vives fuera de España, por favor añadir el código del país
¿Quieres saber más? Contáctanos: 
Móvil: +34646852757